Diseño web

Claves y tendencias para el diseño de tiendas online

Por 13 marzo, 2019 julio 5th, 2019 No hay comentarios

Se calcula que en España las ventas online representan el 4% del total y está previsto que crezca a un ritmo de entre el 12% y el 15% anual hasta 2022, superando los 15.000 millones de euros. Dada esta situación no es de extrañar que los hábitos de compra de los usuarios hayan cambiado, siendo cada vez más los negocios que se aventuran en el mundo ecommerce para ser sostenibles.

Si eres de los que quiere emprender con un comercio online, lo mejor a medio y largo plazo es no depender de plataformas como Amazon y tener una tienda online propia. De este modo tienes control total sobre tus ventas y puedes hacer que tu marca crezca.

El términos de branding, la web es uno de los puntos de contacto clave de toda marca, y los ecommerce son literalmente un escaparate online. A continuación vamos a ver 10 puntos clave y tendencias para el diseño de tiendas online.

1. Hosting de calidad

La elección de un hosting con buen rendimiento es sumamente importante, y en el caso de las tiendas online todavía más. Si tu ecommerce va lento o tiene caídas, afectará a la experiencia del usuario y por tanto a las ventas. Pero no sólo debe ser rápido también debe contar con otras características como las siguientes: certificado SSL, protección antihackeos, copias de seguridad automáticas, mínimo 5GB de almacenamiento (esto dependerá del tamaño de la tienda online) y optimización para los principales CMS.

De todos los hosting con los que he trabajado estos años recomiendo especialmente dos: Webempresa y Siteground.

2. WordPress o Prestashop

Podemos decir bien alto que WordPress es el rey en creación de websites. Gracias a la comunidad de desarrolladores existe un impresionante abanico de plugins que extienden sus funcionalidades. El más popular para convertir WordPress en una tienda online es WooCommerce, cuyas principales características podemos incorporarlas de forma gratuita.

WordPress con esta extensión es una opción bastante buena para tiendas online por muchos motivos. Es fácil de manejar, ligero, no tienes que pagar por casi ningún plugin, y sus opciones de maquetación web son las mejores. Sin embargo, si lo que necesitas es una tienda pura, para llevar un control logístico al detalle y manejar gran cantidad de artículos, Prestashop es más recomendable.

A diferencia de WordPress, Prestashop está enfocado totalmente a las tiendas online y prueba de ello es que lleva años siendo la plataforma ecommerce más popular. Con la instalación por defecto ya tenemos muchas más opciones que con la versión gratuita de WooCommerce. Por ejemplo un mayor control de stock, creación automática de facturas, multiidioma de forma nativa, listado de proveedores, impuestos en función del país, y un largo etcétera.

Pero no es oro todo lo que reluce, ya que Prestashop también tiene sus pegas. Para extender sus funcionalidades deberemos pagar por plugins que en WordPress son gratuitos. En cuanto al diseño, la maquetación es bastante más rígida que en WordPress aun instalando Visual Composer, y el sistema de módulos menos intuitivo.

Entonces ¿qué plataforma elegimos para el diseño de tiendas online, WordPress o Prestashop? La respuesta depende de las exigencias de cada tienda online y de su previsión de crecimiento.

3. Fotos de calidad

La identidad gráfica es muy importante en toda web. En el diseño de tiendas online prima la limpieza y que la estructura no lleve a distracciones, porque lo importante es que el usuario lo tenga fácil para comprar.

Las imágenes de los productos son clave, y la tendencia actual es usarlas en grande sobre diseños minimalistas. Una tienda online no deja de ser un escaparate, por lo que si no tienes fotografías de calidad de tus productos es recomendable que delegues esta tarea en un fotógrafo.

4. Comunicación adecuada

La comunicación de la web debe ser acorde con tu marca, y dejar claro desde el principio cuál es la filosofía de tu negocio y qué productos vendes. Hoy más que nunca las marcas se esfuerzan por conectar con las personas, por aportar un valor añadido. Así pues, debe quedar clara la personalidad de tu marca.

En cuanto a los productos, se valora mucho la originalidad en los nombres (si es posible crear un universo de marca) y por supuesto una descripción precisa.

5. Llamada a la acción

Los sliders de cabecera dejaron de usarse porque el usuario tenía que esperar para ver el contenido, lo cual afectaba a las tasas de conversión. Sin embargo, las cabeceras web con llamadas a la acción (call to action) son muy recomendables.

Podemos destacar el producto estrella de la compañía con una imagen atractiva, breve descripción y un botón que envíe a la página de dicho producto para que el usuario tenga más información y se decida a comprar. Un buen ejemplo es la web de Tesla.

6. Optimización SEO

La optimización SEO on-page daría para un artículo completo, pero los puntos básicos en el diseño de tiendas online son los mismos que los de cualquier web.

Optimizar las imágenes para que no sean pesadas y relenticen la navegación.
— Establecer en cada página una palabra clave, a ser posible long tail. Debemos tener en cuenta que cada vez hay más búsquedas por voz, de modo que predominarán las frases largas como «¿dónde puedo cenar en Valencia?».
Que esa palabra clave aparezca en el título, las descripciones y los atributos de las imágenes.
— No olvidar que escribimos para personas (no para bots). El texto debe ser legible y aportar valor.
— Usar memoria caché para que la web cargue más rápido.

7. Facilidad de pago

Este punto es especialmente importante, ya que una vez el usuario ha decidido comprar un producto lo que quiere es que el proceso de compra sea sencillo.

En primer lugar, que el proceso tenga los mínimos pasos posibles. En segundo lugar, que se sienta cómodo con las opciones de pago. Lo más práctico para la mayoría de usuarios es pagar con tarjeta, pero si tenemos cuenta en PayPal es interesante incluirla, así como la modalidad de pago contra reembolso.

Para el pago con tarjeta tendremos que instalar y configurar una pasarela de pago como Redsys (los datos de conexión los proporciona el banco con el que se va a operar); o Stripe en caso de no querer usar un TPV tradicional.

8. Ley RPGD

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se puso en vigor en 2018 para toda Europa con el objetivo de asegurar la protección de la información de los usuarios en Internet. Toda web que recoja datos personales debe incluir las siguientes secciones de acuerdo a la nueva ley: Aviso legal, Política de privacidad y Política de cookies.

Además, los formularios de registro o de suscripción deben presentar una casilla donde el usuario acepte la política de privacidad y entrega de datos.

9. Newsletter

Las newsletter son publicaciones digitales que se distribuyen a través de emails de forma periódica, y desde hace unos años son una de las herramientas de marketing digital más potentes.

Como habrás comprobado en tu bandeja de entrada las empresas usan habitualmente este sistema para informar de novedades. Si se hace de forma no invasiva, puede ser un medio fantástico para informar a tus suscriptores cuando lances nuevos productos o promociones.

10. Información de contacto

Es posible que tu cliente tenga alguna duda o pregunta cuando visite la web, especialmente cuando está pensando comprar un producto. Por tanto es fundamental incluir una sección de contacto que sea visible. Esto genera confianza.

Los datos que incluyas dependerán de tu negocio, pero lo habitual suele ser email, teléfono de contacto y redes sociales.

Bonus: Instagram

Sí, este punto se sale de lo que sería el diseño de tiendas online, pero debemos considerar que lo más probable es que los potenciales compradores sean usuarios habituales de las redes sociales, por lo que es imprescindible una estrategia de ecommerce que englobe todos los canales.

Es más, desde que Instagram permite etiquetar productos en las fotos se ha convertido en una gran fuente de conversión de ventas. Esta red social de la imagen es la que está experimentando mayor crecimiento, y la más usada por el público de entre 24 y 34 años.

Para poder enlazar productos necesitas tener perfil de empresa en Instagram y página de Facebook, en la que subirás el catálogo. En el siguiente vídeo explican cómo activar esta funcionalidad.

¿Te lanzas al mundo ecommerce?

https://youtu.be/EIlYFyaiEWk

¿Ya tienes dónde alojar tu web?

Hosting de calidad optimizado para tu web

DESCUBRE WEBEMPRESA

Newsletter para aventureros en órbita.

Suscríbete a nuestro boletín mensual para estar informado de nuestras últimas novedades.

Nos vemos en Instagram

Alberto P. Fuster

Alberto P. Fuster

Ingeniero de título, apasionado del diseño gráfico y web, así como todo lo que tenga que ver con la cultura visual y la creatividad. Especializado en imagen corporativa, diseño web y marketing digital.

Deja un comentario